Fotos: Julián Fallas.

HELENA SARIN. Impresiones digitales montadas en dibond.

Como artista visual e ingeniera de software, Sarin encuentra inspiración unificando los patrones presentes en la naturaleza y en la computación. Descubrir las redes generativas antagónicas (GAN) y ver cómo consiguen revelar modelos para luego volverlos a ensamblar cambió por completo su forma de trabajar. Si el paso de lo analógico a las redes Neuronales supuso un desafío y un estímulo, nunca conllevó un cambio en la temática de su obra. Sarin, continuó explorando naturalezas muertas y variaciones de maestros clásicos. Jason Bailey ha dicho a propósito de su práctica artística: “Gran parte del trabajo de Sarin consiste en modelar alimentos, flores, jarrones, botellas y otros ‘bricolajes’ como ella lo llama. Para una artista que explora el potencial de nuevas herramientas e ideas, trabajar a partir de naturalezas muertas supone entroncar con la tradición artística del pasado”.

Para Helena Sarin la IA es un medio. La artista emplea desde el principio sus propios conjuntos de datos, sus dibujos y fotografías, busca así ejercer un cierto control sobre el resultado final. Los datos de entrenamiento que suministra a las redes neuronales le permiten moldear la obra. Helena trabaja los subtítulos de las imágenes para darles una dimensión adicional y verbal, esto cobra importancia al ver la naturaleza abstracta de la mayor parte de su obra.

Sarin considera que una gran parte del arte generado con AI es profundamente repetitivo y por ello acuña el término “postGANnism”. Así define su método de trabajo basado en el post procesamiento de las imágenes generadas para el que se sirve de scripts de Python e incluso del ensamblaje analógico. En última instancia, se esfuerza para que su obra no solo sea interesante y estéticamente agradable, sino que refleje las características de su arte analógico: improvisado, audaz y profundamente personal. La obra de Sarin no se queda en lo visual puesto que tiene cualidades táctiles, olfativas, es puramente sensorial, anclada en la naturaleza. Su sentido del color, la variedad de formas y trazos, nos permite ver lo cotidiano con nuevos ojos. Esta serie de impresiones nos ofrecen retazos de las percepciones de la artista sobre su vida cotidiana, siempre tamizadas a través de mirada de la máquina.

Helena  Sarin

Artista visual y programadora de software. Sarin siempre ha trabajado con tecnologías de vanguardia. Primero en Bell Labs, diseñando sistemas de comunicación comercial; y durante los últimos años como consultora independiente, desarrollando software de visión por ordenador utilizando el aprendizaje profundo. Ha realizado trabajos por encargo en acuarela y pastel, así como en artes aplicadas como la moda, estilismo de alimentos y bebidas y fotografía. Tal y como ella misma explica, todo su arte era analógico hasta que descubrió las redes generativas antagónicas, GAN (Generative Adversarial Networks). Desde entonces, los modelos generativos se convirtieron en su herramienta principal de trabajo.

Sarin paticipa con frecuencia en conferencias vinculadas a la Inteligencia Artificial y aprendizaje automático en destacados organismos como el MIT y congresos como Library of Congress o Adobe Research. Ha sido citada en múltiples publicaciones como la reciente edición de la revista “Art In America”. Su obra basada en Inteligencia Artificial, ha sido expuesta en reconocidas instituciones a nivel internacional (Zurich, Dubai, Oxford, Shanghai o Miami).

Recientemente ha publicado un libro de artista titulado The Book of GANesis que se agotó de inmediato y actualmente está trabajando en The Book of veGAN. A día de hoy, es una de las artistas de mas éxito en galerías virtuales de “cripto-arte” como por ejemplo SuperRare.

Más para aprender...

Sobre este programa