P.A.S.E. es un recorrido coreográfico que va desde la Aljafería hasta el edificio de Etopia pasando por el descampado que los separa. Esta propuesta nace del laboratorio con el objetivo de ampliar la puesta en práctica de las artes escénicas además de hacer confluir danza, coreografía, tecnología, mediación y participación. Esther Rodriguez Barbero y María del Castillo trabajan en una propuesta que aúna coreografía, arquitectura y sonido. 

A partir del proyecto Milla Digital, proyecto urbanístico de los años 2000 del que Etopia forma parte, Esther y María diseñan una experiencia que se construye a partir de relatos olvidados,  historias inconexas y vivencias propias del lugar en la actualidad. Sumando todo lo que aparece y surge al llevar la mirada a los cuerpos y los espacios, actitud propia de la danza. El descampado se convirtió en sala de ensayo para diseñar una experiencia que se fija en la coreografía que realizan los cuerpos al moverse. Se creó un paisaje sonoro que se sitúa entre varios ámbitos, realidad aumentada de sonido, documental sonoro o audioguía con la particularidad de estar ligado al terreno y al recorrido. Este relato desea poner en diálogo historias que nos invitan a mirar, acceder y habitar lo público de otras maneras. 

El 27 y 28 de noviembre de 2020 se presentó P.A.S.E. en el contexto del Laboratorio de Danza y Nuevos Medios/Trayectos

El paisaje sonoro está disponible para realizarse en cualquier momento.

Créditos:

Foto: Marta Aschenbecher
Video: Nanuk audiovisual
Creación coreográfica y performance: Esther Rodríguez Barbero
Creación sonora y performance: María del Castillo
 

Esther Rodríguez-Barbero es performer, coreógrafa y arquitecta. Su trabajo se mueve entre la coreografía, la práctica escénica, el relato, lo performativo y arquitectónico, empleando principios asociados a dichas disciplinas para diseñar prácticas espaciales y sociales. Investiga el baile como lugar de emancipación.

María del Castillo es historiadora del arte y entusiasta del sonido como medio maleable para narrar historias. Sus intereses se mueven entre la radio, la ficción y el paisaje sonoro enraizados en la cultura comunitaria, el feminismo así como en el valor de la memoria histórica y el cuestionamiento de los lugares de poder desde diferentes perspectivas. 

Sobre este programa