Videocreación: Grandma. Un recuerdo iluminado

“Se desvanece la imagen de lo que fue,

pero queda el vestigio de la luz, el rastro 

que retiene el recuerdo a nuestro lado”.

                                                                                   Miguel Ángel Ortiz Albero

La huella de la memoria forma parte del hilo conductor que Marta L. Lázaro ha hilvanado en las obras de la exposición Grandma. Un recuerdo iluminado. 

Ante la imposibilidad de hacer realidad su recuerdo, la artista decide representar la fragmentación de la memoria y la inviabilidad de mantener intacta una imagen tal y como fue registrada en su mente.

A través del videoarte y del videomapping, la artista crea un espacio expositivo, que conecta la emoción de su propio recuerdo y  “rompe el pixel” a través de herramientas como el datamosh, como metáfora de la pérdida de memoria.  

Grandma. Un recuerdo iluminado es la exposición resultante de la II Residencia Hedy Lamarr de Etopia, impulsada por Fundación Zaragoza Ciudad del Conocimiento y el Ayuntamiento de Zaragoza para profundizar en la erradicación de barreras de género en el ámbito artístico y tecnocientífico.

Sobre este programa